domingo, 2 de mayo de 2010

Helicobacter pylori

Helicobacter pylori


Cscr-featured.svg
Justificar a ambos lados
Helicobacter pylori
EMpylori.jpg
Clasificación científica
Reino:Bacteria
Filo:Proteobacteria
Clase:Epsilon Proteobacteria
Orden:Campylobacterales
Familia:Helicobacteraceae


La infección por H. pylori puede ser sintomática o asintomática (sin efectos visibles en el enfermo); se estima que más del 70% de las infecciones son asintomáticas. En ausencia de un tratamiento basado en antibióticos, una infección por H. pylori persiste aparentemente durante toda la vida. El sistema inmune humano es incapaz de erradicarla.

Vía de infección

La bacteria ha sido aislada de las heces, de la saliva y de la placa dental de los pacientes infectados, lo cual sugiere una ruta gastro-oral o fecal-oral como posible vía de transmisión. Otros medios de infección son ingerir agua y alimentos contaminados o incluso el trasvase de fluidos de forma oral con una persona contaminada.

Epidemiología

Se estima que más de dos tercios de la población mundial se encuentra infectada por esta bacteria. La proporción de infección varía de nación a nación. En el mundo occidental (Oeste de Europa, Norteamérica y Australia), la proporción es de alrededor de un 25 por ciento de la población, siendo mucho mayor en eltercer mundo. En este último caso, es común, probablemente por las malas condiciones sanitarias, encontrar infecciones en niños. En los Estados Unidos, la infección se da principalmente en personas de edad avanzada (más del 50 por ciento de éstas ocurren en personas de más de 60 años, frente a un 20 por ciento que se presentan en personas de menos de 40) y en los sectores más pobres.

Estas discrepancias se atribuyen a una mayor higiene y al mayor uso de antibióticos en países más ricos. De cualquier forma, en los últimos años están apareciendo cepas de H. pylori que presentan resistencia a antibióticos. En el Reino Unido hay incluso cepas resistentes a metronidazol.



Helicobacter pylori es una bacteria que infecta el mucus del epitelio estomacal humano. Muchas úlceras y algunos tipos de gastritis se deben a infecciones por H. pylori. En muchos casos, los sujetos infectados nunca llegan a desarrollar ningún tipo de síntoma. Esta bacteria vive exclusivamente en el estómago humano, siendo el único organismo conocido que puede subsistir en un ambiente tan extremadamente ácido. Es una bacteria espiral (de esta característica morfológica deriva el nombre de la Helicobacter) y puede "atornillarse" literalmente por sí misma para colonizar el epitelio estomacal.

Diagnóstico Existen diferentes métodos para diagnosticar una infección de H. pylori. Uno es detectando anticuerpos específicos en una muestra de sangre del paciente o de heces, utilizando antígenos. También se utiliza la prueba del aliento con urea, en la cual el paciente bebe urea marcada con 14C o 13C, produciéndose posteriormente (debido al metabolismo de la bacteria) dióxido de carbono marcado, el cual es detectado en la respiración. Otro método de diagnóstico es la biopsia, en la cual se mide la ureasa activa en la muestra extraída (el denominado "test rápido de la ureasa"). Otra forma de diagnosticar una infección de H. pylori es por medio de una muestra histológica o de un cultivo celular. Uno de los métodos de detección más sensibles corresponde a la PCR (reacción en cadena de la polimerasa), la cual permite también identificar genes asociados a virulencia (CagA y VacA), genes asociados a adhesión (BabA) y genes de resistencia a antibióticos (Claritromicina).

Resistencia a antibioticos:

Helicobacter pylori es un patógeno común de la mucosa gástrica. Infecta hasta al 40% de las personas en los países desarrollados y hasta un 90% en países en desarrollo. La infección por este microorganismo es una de las principales causas de ulcera gástrica y duodenal. H. pylori también está relacionado con la gastritis crónica, linfomas de mucosas y adenocarcinoma de estómago.
El tratamiento erradicador antibiótico de H. pylori actualmente tiene unas tasas de éxito de casi el 100% si se emplea una combinación de fármacos. Sin embargo, si el microorganismo es resistente a antibióticos el tratamiento se complica, obteniéndose peores resultados.
En un estudio realizado en Alaska (EE.UU), se ha investigado la relación entre el tratamiento antibiótico recibido antes del diagnóstico de infección por H. pylori, y la posterior aparición de resistencias del microorganismo contra esos antibióticos. Se realizó un análisis retrospectivo de una cohorte de individuos adultos. Se recogieron los tratamientos antibióticos en los diez años anteriores al diagnóstico. En el estudio participaron 125 personas infectadas por H. pylori.
Los resultados publicados recientemente en un articulo confirmaron la hipótesis de los investigadores. El uso previo de macrólidos y metronidazol está asociado con la resistencia del H. pylori a esos antibióticos.
Segun la pagina www.scielo.org.p... podemos observar el tratamiento a tomar.


Tratamiento del Helicobacter Pylori con Omeprazol, Amoxicilina y Claritromicina en esquemas de 7 y 10 días

RESUMEN

OBJETIVO: La terapia de un inhibidor de la bomba de protones más dos antibióticos es el tratamiento más aceptado para la infección por el Helicobacter pylori. Sin embargo, no hay consenso sobre su duración. El objetivo fue comparar los porcentajes de erradicación del esquema de omeprazol+amoxicilina+claritromicina administrados durante 7 vs 10 días.

METODOLOGÍA: Seleccionamos pacientes del Hospital Militar Central y Policlínico Peruano-Japonés con síntomas del tracto gastrointestinal superior y Helicobacter pylori. Excluimos aquéllos con úlcera péptica. Para el diagnóstico se tomaron biopsias para la prueba de la ureasa, PCR, cultivo y coloración con plata. Empleamos omeprazol+claritromicina+ amoxicilina, durante 7 días versus 10 días. Realizamos endoscopía control al mes de terminado el tratamiento, y utilizamos técnicas de biología molecular para diferenciar las recurrencias de las reinfecciones. Evaluamos la susceptibilidad a claritromicina.

RESULTADOS: Incluimos 36 pacientes en cada grupo. En ambos la erradicación fue igual: 86.1% (31/36). En varios pacientes en que persistió la bacteria se identificó la misma cepa que la inicial. El 91.18% de nuestras muestras fueron sensibles a claritromicina.

CONCLUSIONES: En el Perú la combinación de omeprazol+claritromicina+amoxicilinapara erradicar la infección por el Helicobacter pylori da resultados superiores al 80%. El esquema de 7 y 10 días erradicó a la bacteria en el 86% de nuestros pacientes.

La terapia de primera línea recomendada sigue siendo la administración de IBP+claritromicina+amoxicilina/metronidazol siempre y cuando la resistencia primaria a claritromicina sea menor del 15-20%. Parece ser que hay pequeñas ventajas en el uso de metronidazol sobre amoxicilina, por lo que si la resistencia a metronidazol es menor del 40% se recomienda su uso.

La duración del tratamiento sigue generando controversia. En esta última reunión se acordó que 14 días de tratamiento eran mejor que 7 días, ya que se han visto mejores porcentaje de éxito en la erradicación de H. pylori.


Resumen realizado por Jazmín Díaz-Regañón, Servicio de Microbiología, Hospital Universitario de la Princesa, Madrid.

Tratamiento eficaz:

Acerca del H. Pylori, su relacion con la dispepsia ulcerosa y las drogas eficaces para su tratamiento: Subsalicilato de bismuto, Metronidazol, Tetraciclina, Amoxicilina y Omeprazol.

El tratamiento dura 10 dias, asi:

una Omeprazol antes de desayuno y cena

una tetraciclina + una amoxicilina despues de cada comida

veinte minutos despues de cada comida

Despues de los 10 dias

una Omeprazol antes de desayuno por veinte dias.

tomar en cuenta los mg. para los antibioticos, consultar a su medico.

No repetir este tratamiento con los mismos antibioticos debido a que la bacteria toma resistencia si se toma lo mismo.


Tabla 1: Resultados del Tratamiento del Helicobacter pylori (5) , (7)

Tratamiento

Tasa de erradicacion del H.pylori * (n)

Bloqueantes H2 sólos

Ningun efecto

Omeprazol exclusivamente

Ningun efecto

Bismuto y amoxicillina

44% (197)

Bismuto y metronidazol

55% (118)

Omeprazol y amoxicilina

58% (433)

Bismuto, metronidazol y amoxicillina

73% (130)

Bismuto, metronidazol y tetraciclina

94% (434)

ERRADICACION DE H. pylori COMO POTENCIAL PREVENCION DE CANCER GASTRICO

El cáncer gástrico es un importante problema de salud pública y H. pylori parece estar relacionado con él. La infección provoca una gastritis crónica y a partir de aquí comienza la secuencia de patogenicidad desde esta gastritis crónica a una gastritis atrófica para luego evolucionar a metaplasia, displasia y cáncer.

Lo que está perfectamente reconocido es que personas con infección por H. pylori tienen un riesgo significativamente mayor de padecer cáncer gástrico que personas sin esta infección. Más aún, se ha establecido la relación entre infección por H. pylori y cáncer gástrico tanto de tipo intestinal como de tipo difuso y está claro que cepas de H. pylori cagA(+) aumentan aún más el riesgo de desarrollar cáncer.

Diversos estudios han demostrado que la erradicación de H. pylori tiene el potencial de disminuir el riesgo de desarrollar cáncer gástrico bien evitando el desarrollo de lesiones precancerosas (gastritis atrófica y metaplasma intestinal), bien favoreciendo su regresión o al menos disminuyendo la progresión, por lo que el tratamiento erradicador debe administrarse preferiblemente antes de la aparición de estas lesiones precancerosas.

El consenso concluye que la erradicación de H. pylori tiene el potencial de reducir el riesgo de desarrollar cáncer gástrico. El momento óptimo para erradicar la bacteria es antes de la aparición de las lesiones pre-neoplásicas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario